Lo hicimos!

Tras largos meses sin reunirnos ayer nos encontramos por fin en Algrano para pasar una tarde agradable de punto y charla. La verdad es que a pesar del calor se notaban ya las ganas de volver a la rutina de quedar los domingos, de charlar de patrones y de lanas (porque yo no sé vosotras, pero yo no tengo nadie más con quien hablar de esas cosas!!!).

Cuatro fuimos las valientes que nos lanzamos a estrenar el nuevo curso, Charo, Sagra, Marie y yo misma.

Charo, que se dedicó entre otras cosas a ponernos los dientes largos con lo bien que tienen las cosas organizadas en Madrid knits! y con los descubrimientos que hace con su marido en los mercadillos de Sevilla, se trajo un chaleco de ganchillo que está haciendo para apurar restillos de hilo… ¡esperemos que tenga suficiente para terminarlo!

¡Ojo al broche y a la pulsera, que se los ha hecho su hija!

Sagra, como no tenía nada que tejer, se trajo unas bolsitas de merienda que está bordando a punto de cruz, cosa que hace de maravilla!!

Marie, como es una tita muy entregada, está teje que te teje con una rebequita de niña para su sobrinita de 5 meses.

Y yo, bueno, sigo con mi gorro del número Pi, que se está haciendo eterno… menos mal que el tiempo todavía no incita a usarlo!!

Y así, entre lanas, revistas y agujas, se nos fue pasando la tarde, a lo tonto a lo tonto, hasta que dieron las 9 de la noche y nos fuimos dispersando…

¡Hasta la próxima!

Anuncios