Me van a perdonar

Crónica de la quedada del 26 de junio

Me van a perdonar, pero es que no he tenido tiempo. De hecho, sigo sin tenerlo, pero como estoy entregadísima a la causa no podía dejar pasar más tiempo sin hacer la crónica de la última quedada.

Allá que nos reunimos a las y pico de la tarde (diga usted que serían las 6 o las 7, yo ni me acuerdo) para tomar granizadas, refrescos y demás cosas frías, que los cafés ya van apeteciendo bien poco, y terminamos tomando unas cañas a unas horas que si llego a estar casada me cuestan el divorcio xD

Como el tiempo y el calor hacen estragos, no recuerdo muy bien qué andaba haciendo cada una, así que pongo fotos, y cada uno que le eche imaginación 😀

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aprovecho también para invitaros a pasaros por el ravelry del grupo, donde se está cociendo una quedada un poco especial para el 31 de este mes.

Besos 🙂

Anuncios