Estrenando el Coffe Corner de la calle José Recuerda Rubio. 16/07/2014

Fotitos de la quedada de ayer! Hubo de todo, cumpleaños de Isabel con regalito lanero! Chulísimas las madejas nuevas que ha traído Devanalana! Hubo algo de trapicheo y lo peor, algunas tuvimos que deshacer un buen trozo del Coral :(
El sitio nuevo estuvo bastante bien, echamos de menos a nuestro Manolo del bar Dueñas pero el aire acondicionado del nuevo sitio nos hizo ojitos…

7 de Mayo. Calor y olor a Rebujito. Por Violeta.

Antes de empezar la crónica, quería desearle mucha suerte a Celia (Abejita) en su nueva aventura, aunque te alejes unos kilómetros, ya sabes que estaremos cerca, hoy no hoy distancias. Te vamos a echar mucho de menos, aunque seas del lado oscuro ;P

 

Aquel miércoles, coincidiendo con la Feria de Sevilla y a pesar del calor pre-verano que nos acompañaba, allí estábamos, en el Bar Dueñas como cada miércoles una representación de las No8das, por las que no pudieron ir.

Se echó mucho de menos a las que faltaron, pues entre la Feria y los “quehaceres” el grupo fue reducido.

A primera hora llegó Violeta, ¡primera vez que consigue ser la primera! (valga la redundancia) y enseguida apareció Paquita, y las dos a pesar del calor… ala, un café bien calentito! Para acompañar la labor y la charla.

Paquita se trajo su bolero negro (“cassy” de Drops), ¡ya tiene más de la mitad! Va a quedarle precioso.

Violeta tejió unas vueltas de su Halyard, al que tras varios intentos ya se le va viendo el color, es un chal que una vez se comprende y se le coge el truco es pan comido.

Al ratito aparecieron Maria Jesús, Aurora y María Luisa, la primera estuvo tejiendo un vestidito bebé con algodón DMC “Just Cotton” en tono beige y coral, una auténtica monada, Aurora estuvo liada con un chal de lana de crochet en tonos azules muy bonito y María Luisa una puntilla blanca de crochet para ponerla en sus toallas.

Imagen

Imagen

Recibimos también una visita fugaz de Aurora con su hija de 4 años Ángela, que quería ver a “las amigas del punto” de mamá, creo que va a ser nuestra adquisición más joven, en breve estará cogiendo las agujas.

Deborah y Concha fueron las últimas en aparecer. Deborah estuvo tejiendo un cuello de lana beige para el novio de una amiga, y estuvo viendo y analizando con Violeta el patrón del jersey “Gemini”, a ver si lo sacan en claro y se animan las dos a hacerlo.

Concha y María Luisa estuvieron la mar de entretenidas desenmarañando un hilo de seda rojo precioso para “enflecar” mantoncillos.

Esta vez sólo ha habido dos “Pedacitos”, que han intercambiado Paquita y Violeta.

Imagen

Ahí va un resumen de la quedada de ayer, para que las que no pudisteis venir esteis al día de lo que por aquí se cuece.

Como siempre la charla no cesó (sólo parábamos el tiempo de contar los puntos de alguna vuelta).

Aquí el fin de la crónica del 7 de mayo, deseando que llegue el próximo miércoles para veros a todas y compartir ese rato de punto, evasión, relax, risas y café.

 

HORROR me toco la crónica! Por Paquita 23/4/2014

 

Yo haciendo la crónica jajaja, bueno echaré valor. Fue una tarde de locura, después de Semana Santa parecía que teníamos mono de quedada.

Tuvimos charla hasta por los codos, estábamos casi todas: Sagra rajando más que tejiendo el CAL de abejita ya que le dolía el cuello; Charo muy hacendosa recuperando el tiempo tejiendo la rebeca Peasy; Anita que llegó la primera, como casi siempre, estaba tejiendo el chal Eva

Sonia llegó más tarde estrenando su jersey de rayas, muy mono, se entretuvo con una nueva labor, otro jersey pero en verde; Mª Luisa terminando el chal Leftie en unos tonos rosados muy monos.

Isabel estuvo pero no me dijo lo que tenia entre manos, ella ya venía de pre-feria con su blusa de lunares monísima, creo que tejía el kage, no estoy muy segura. Spedy Celia con una Katia bombay tejía un chaleco de colores que días antes había deshecho.

Pilar tejía como muchas de nosotras el CAL de abejita, parece que nos tiene embrujadas jijiji

Marta nos presentó a Paula, su niña muy guapa estaba tejiendo un bolso muy chuli de Tapestry a crochet; Concha con sus calcetines de crochet de un patrón de Abejitas muy bonitos; Celia ( Abejita) con su CAL chaleco en punto adoquines

MJ la rebeca de su Alvaro que parece ser que el próximo invierno el muchacho la estrenará jajaja.

Aurora Rubia también tejió el CAL de Abejita, no si lo que yo digo “embrujaitas” estamos con ese CAL.

No se me olvida que entra puntos y charlas tuvimos mercadillo lanero que casi todas picamos, unas lanas muy chulas!

Entre todo esto tuvimos merendola que trajo Amelia y Marianela y nos pusimos como el Kiko, una torta como dice ella “CATETA” de hojaldre y chocolate, riquísima. ¡Era inmensa! Amelia tejió el Haruny y Marianela estuvo con el chal Ysolda

Y la sorpresa fue conocer a Melita que vino a jugar con Sagrita, dos monadas de verdad.

¡Ay! yo también tejí el CAL de Abejita, no sé como estará escrito, es mi primera vez… no he dormido pensando en esto (es broma) espero que os guste y que yo tarde en volver a escribir otra. He dicho!

                                  FIN

                                     “por esta semana “

La quedada en la que ninguna pudimos contar puntos… por culpa de Charo. Contada por Celia Abejita.

 

Hoy he sido yo la primera en llegar al bar Dueñas. He llegado a tiempo para tomarme una tapita para quitarme el hambre (bien rica que estaba), pero justo para dejar sitio para la merienda que había prometido Charo. Llegar tan pronto me ha servido también para darme cuenta de que en el bar tenemos música. Como lo digo, armamos tal jaleo los miércoles que no nos habíamos percatado de que tenemos hilo musical.
Pronto han empezado a llegar el resto de las compañeras  y ya hemos dispuesto las mesas para nuestra reunión semanal. Han faltado muchas y se ha notado, hoy sólo hemos necesitado dos mesas.
En seguida ha llegado Charo y ha puesto sobre la mesa una merienda deliciosa.
foto 1
Tengo que admitir que me he comido dos y si no me he comido más no ha sido por falta de ganas. Mirad cómo disfruta Sagra (MJ se escapó y no le hice foto, era digna de ver cómo la degustaba).

foto 7
Celebramos el cumpleaños de Charo. Le hemos regalado una madeja de malabrigo sock preciosa y unos tapones para las agujas de punto.
foto 2
Ella nos ha regalado, además de la merienda, unos bolígrafos (esta mujer es un tesoro).
Todas hemos estado muy hacendosas, también muy charlatanas, claro.
foto 3
Sonia se está tejiendo un jersey “a su amor”, o sea, a ella misma.
Celia está haciendo un pantalón corto (Summer Fancy, de Drops) para su hija.
Marta no ha estado mucho tiempo. Nos ha enseñado una muestra para un jersey y entre todas la hemos convencido para que se haga otra cosa. Ahora sólo le queda decidir qué va a hacer.
Ana está haciendo un cuello para una amiga que pasa frío (esa es la escusa que pone para hacerlo tan apretado).
foto 4
Aurora (la rubia) le ha dado algunas vueltas al CAL. Se ha tenido que ir pronto, pero nos ha dado tiempo de ver que va por muy buen camino.
Aurora (la morena) sigue fiel a sus amigurumis, está haciendo un hipopótamo.
Charo sigue con su rebeca Peasy y Paquita con la rebeca Vanadium.
foto 5
María Luisa no ha traido hoy el Halyard, está haciendo un Lefties a dos colores.
Sagra ha terminado un chal de medio granny con una lana preciosa (Madonna) y como no le convencía mucho me lo ha regalado (¡qué suerte tengo! Eso es estar en el sitio adecuado en el momento adecuado :-D). Inmediatamente ha empezado otro chal con la lana restante, pero para ayudarla con su “startitis aguda” le voy a hacer yo el chal y así hacemos un intercambio de labores.


MJ ha llegado más tarde. Ella ha venido directa del gimnasio para merendar sin remordimiento de conciencia. Después de disfrutar de la merienda ha cogido la manta que Ana daba por terminada.
Yo he tejido un poco del CAL y he aprovechado para empezar a  escribir la crónica.
También han estado pasando de mano en mano un libro de crochet y un revista que han traído Ana y Celia.
Como siempre se habló de todo un poco: de cine, de series de televisión, de recetas, de paseos en bici, de percances domésticos. Y hablando de lanas y proyectos hemos decidido que el miércoles después de Semana Santa vamos a hacer un mercadillo lanero. Las lanas que tenemos en casa y que no tiene proyecto asignado las traeremos y haremos trueque.
Sé que se me olvidan cosas y de otras no me he enterado porque me he ido pronto. Lo que también sé es que como cada miércoles vuelvo a casa con las pilas cargadas.
(Las fotos no son muy buenas, lo sé. Espero que al menos sirvan para que veáis un poco el ambiente tan bueno que se respira)

Quedada 26 de Marzo, contada por Ana! :D

Tarde de risas en el Bar Dueñas, como cada miércoles. Desde que me uní a las chicas, es mi día favorito de la semana, sin dudar.

A eso de las cinco de la tarde, poco a poco, las tejedoras van llegando al bar. No hace mucho que hemos cambiado de “sede”, pero ya nos sentimos en nuestro espacio. Tras los “holas” de rigor a las que ya están allí, soltar chaqueta, bolso y demás en la silla elegida para esa tarde, un paseíllo a la barra a saludar a Manolo y a pedir el cafelito o el refresco. En unos minutos, a veces antes de llevar la bebida a la mesa, ya nos vamos poniendo al día de cómo están las demás… de cómo va la obra de una, de si otra va a venir hoy o tiene lío en el cole, de si la hija de otra ha soltado alguna de las suyas… todo lo que quedara pendiente de conversaciones anteriores se retoma con naturalidad y fluidez, con cariño e interés en las demás. Casi ninguna tarde falta algo que una compañera ha traído a otra por encargo (las visitas a las tiendas de lanas casi nunca son sólo para una misma) o la devolución de algo que se quedó atrás el miércoles anterior. Por cierto, ejem… tengo un lápiz que no es mío, lo llevo el próximo día.

Tampoco falta el momento en que Manolo, solícito como siempre, se acerca a traer alguna ronda de cafés y a preguntar si queremos recolocar ya las mesas. Evaluamos las que vamos a estar esa tarde y le ponemos al pobre el bar en pie de guerra. ¡¡Zafarrancho de combate, que vienen las chicas!! Y él, encantado, que conste. Al terminar, el bar parece un banquete de bodas o un congreso (lanero, eso sí). Más de una vez me pregunto qué pensará la gente al vernos, aunque luego cuando estoy tejiendo jamás miro alrededor, porque me olvido de que hay más mundo aparte.

Una frase bastante repetida es “Alguien traía merienda hoy?”. Porque para quien no lo sepa, aquí no solamente se teje, no. Tejer es la excusa. Lo demás sale solo. Y a las No8das les gusta más un dulce que a un niño un caramelo. Que si Charo ha preparado alguna de sus delicias (no sólo tiene buena mano para las labores), que si Sagra se ha dejado tentar de camino al bar, que si Aurora rubia ha hecho tarta de huesitos, que si hay que probar la versión de Sonia de la tarta de zanahoria… hay ocasiones que en la mesa hay casi más postre que lanas, porque a veces se avisa de que se lleva postre, pero a veces no, y se juntan varios. Eso hace tambalearse el recuento de puntos de la dieta (¡¡ayyyyy, esa dieta!!), pero normalmente todas prefieren tomar un trocito y luego replantear la cena con algún punto de menos. Malabarismos mentales para poder darse un caprichín. ;)

Este miércoles, Mj avisó de que traía postre ¡¡de 0 puntos!! ¡¡y a prueba de alergias e intolerancias!! Creo que más de una aplaudió mentalmente ante tal afirmación. Y bien rico que estaba, doy fe. Recién peladita y preparadita, lista para degustar:

Imagen

 Imagen

Mientras tanto, las labores han ido surgiendo de las bolsas, las agujas van tomando movimiento y la charla se va animando poco a poco. En esta ocasión han faltado bastantes tejedoras, y eso que Paquita avisó de que se pondría falta a las que no justificasen ausencia, jijijijiji. Y para dar ejemplo llegó la primera, anda que no.

Sagra y yo empezamos la tarde riéndonos con las ocurrencias de su chico, “El Medina”, que es más salao que todas las cosas. También estuvo intentando hacer recuento de las labores que tenía empezadas, ante mi sospecha de que sufre startitis aguda. Mj nos estuvo enseñando la mantita que anda tejiendo para una amiga cuya pequeñina ha nacido recientemente. Hace nada que la empezó y ya la tiene a falta de unas pocas vueltas, porque no paró en toda la tarde y anda que no le cunde. Seguro que cuando salga publicada esta crónica ya la tiene cerrada y bloqueada, se admiten apuestas. Le va a quedar absolutamente preciosa.

Imagen

Isabel vino muy contenta porque era su aniversario de boda y lo había estado celebrando con su marido a mediodía. No faltaron las bromas cuando nos dijo que “hay que ver el vino, que se le había subido un poquillo”. La verdad es que a esta mujer no le hace falta ni gotita de nada, el cachondeo lo trae de serie, aunque sí se la veía feliz. Con la guasa, nos pareció divertidísimo cuando nos mostraba la diferencia entre sus primeras puntadas de la labor que traía y las actuales.

Imagen

El CAL de Abejita (que no podía venir) fue el campeón absoluto de la tarde, ya que la mayoría estaban enfrascadas en avanzar con él. Aurora rubia, Violeta, Pilar y Sagra estuvieron ganchilleándolo de lo lindo, cada una en su versión y color particular. Vamos a estar todas divinas. Chicas, hay que ir buscando fecha para la quedada extra en cuanto vuelva a asomar el sol y a hacer calorcito, eh?

 Imagen Maria Luisa trajo el Halyard porque dice que es ideal para las quedadas, ya que se lo sabe de memoria y no tiene que pensar. Yo estoy totalmente de acuerdo y por esa misma razón en vez de mi camiseta de calaveras en rojo, que requiere bastante concentración, me traje un cuello sencillo con lanas del turco para regalar a una buena amiga (no doy más datos, que aquí hay muchos ojitos mirando, jejeje).

Isabel estuvo tejiendo el chal Kage (el del cachondeo de más arriba, sí) y Paquita un bolero, el Cassie. Pilar hizo doblete y además del CAL le dedicó tiempo al chal Halona. Concha por su parte estuvo dándole duro al Leftie. Charo no perdía detalle de la conversación mientras tejía su Peasy, y ayudó a Paquita con alguna dudilla que le surgió. Y un poco tarde, pero Sonia llegó para intentar terminar a tiempo un chal en azul para regalar a una amiga casadera. Ah, y que no se diga que Charo no se lleva bien con mi móvil, que sale la mar de bien.

 Imagen

Imagen

Imagen

  Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

No hubo grannies solidarios, pero sí “pedacitos”. Maria Luisa y Violeta intercambiaron sus grannies la una con la otra. Monísimos ambos.

ImagenEchamos de menos a las que no estuvieron, que fueron bastantes, y recibimos varias visitas esa tarde. Vino Marisa, una compañera de curro de una prima de Isabel. Deborah se pasó brevemente a comentarle algo a Mj y a saludar a todas. Y una amiga de Pilar, después de pasar varias quedadas a verla, por fin la encontró. También teníamos en previsión que pasase a vernos una chica catalana que nos escribió a Ravelry, pero la tarde pasó y no vino. Suponemos que le surgiría algo y no podría.

Imagen

Imagen

Imagen

Las conversaciones se sucedían… que si las labores empezadas de Sagra (a media tarde ya iba el recuento por 8 o 9)… que si cómo se liga mejor, si sola o en grupo (esto promete seguir en tardes venideras, a juzgar por las risas generales)… que si Sagra no sabe chupar caracoles y por eso usa palillo… que si la mantita de Mj debía ser más larga o no… que si las chicas de una tienda nos han invitado a hacer una quedada extra allí… que si volvemos a Radiópolis pronto… muchos temas y muchas risas.

La noche llega, y con las farolas ya encendidas, las compañeras se van marchando poco a poco, no sin que Sagra haya llegado a la labor número 10 de su recuento particular. Las irreductibles seguimos al pie del cañón. Manolo se acerca cuando ya quedamos dos o tres y nos ayuda a recolocar las mesas, aunque no hace falta porque ya nos sabemos dónde va cada una. Aún apuramos un poco más y son casi las diez menos veinte cuando Sonia y yo, las últimas, salimos por la puerta.

Tras despedirnos en la esquina, empiezo a caminar con la sonrisa en la cara, sin poder ni querer evitarlo. Ha sido divertido, como siempre, y me siento como si acabase de salir de una clase de buen rollo o de risoterapia. Una amiga me pregunta por whatsapp como ha ido la tarde tejedora y no puedo por menos que contestar “Genial. Como siempre.”

 ¿He dicho ya que me encantan los miércoles?